Pulsa ENTER para buscar o ESC para salir
Compartir
Compartir

Tips para el mundo laboral

ELEMENTOS DE UN CV

Ya sea en versión online o escrita, es importante que adaptes estos elementos a tu propia experiencia y conocimientos. El punto es construir un documento de valor y aumentar tus posibilidades de encontrar un empleo o una práctica profesional.

  1. Título

    Preséntate como profesionista en pocas palabras. Dile al reclutador quién eres qué sabes hacer.

    Por ejemplo, estos dos casos diferentes:

    • • Estudiante del 7° semestre de la licenciatura en Actuaría.
    • • Ingeniero Mecánico con experiencia en industria automotriz.
  2. Datos personales

    Nombre completo, número de celular y cuenta de correo electrónico.

    Crea una cuenta de email exclusiva para tus asuntos laborales. Una compuesta por tu nombre y apellido es mil veces más profesional que una que incluya tu apodo.

  3. Objetivo

    Esta parte de tu CV está destinada a mostrar cuáles son tus expectativas laborales a futuro, en qué áreas buscas desarrollarte y qué actividades te gustaría desempeñar. En este punto, el reclutador buscará conocer si tus metas son compatibles con la empresa y la vacante.

    Un buen tip es que tomes en cuenta las necesidades de la empresa para redactar tu objetivo y lo modifiques cada vez que te postules a una vacante de tal forma que se oriente a lo que la empresa necesita. NO se trata de mentir, sino de adecuar tus expectativas al puesto que ofrecen, diciendo siempre la verdad.

  4. Experiencia profesional

    Uno de los puntos clave que atrae al reclutador. Al leerla, le quedará claro si tienes los conocimientos y habilidades necesarias para desempeñarte en el puesto. Inicia por tu experiencia más reciente (último empleo). Recuerda que tu experiencia debe contener nombre de la empresa, puesto que desempeñabas, breve descripción de tus actividades y ¡tus logros!

    Incluir logros convencerá al reclutador de tu talento; demostrará que eres sobresaliente y no solo un candidato promedio.

    En caso de que no tengas experiencia profesional, NO incluyas este apartado.

  5. Preparación académica

    La formación académica es uno de los primeros criterios que utilizan los reclutadores para su proceso. Cursar o terminar una licenciatura, hacer una maestría, tomar un diplomado o realizar un curso serán aspectos que le agregarán el valor y peso que tu currículum necesita para destacarse de los demás. Los expertos recomiendan incluir en este apartado únicamente tu último grado escolar. No debes poner la escuela donde cursaste el kínder o la secundaria o la prepa.

    Si eres estudiante, incluye el semestre que estás cursando.

  6. Idiomas

    El dominio de un idioma puede hacer la diferencia entre conseguir o no un empleo, además impacta en el salario.

    Indica los idiomas que conozcas y el porcentaje de dominio de forma global o por habilidades.

  7. Habilidades

    Integra los conocimientos adquiridos que te permitirán realizar el trabajo, las competencias que te distinguen, la paquetería (software) que dominas y las cualidades que completan tu perfil para hacerte un candidato potencial.

  8. Intercambios

    Menciona si cuentas con algún intercambio académico al extranjero. También si has hecho algún voluntariado como el servicio social.

    Para que tengas una idea más clara de cómo estructurar tu currículum, compartimos contigo un documento básico que ejemplifica los componentes básicos del CV. Recuerda que el currículo ideal es aquel se adapta a las necesidades de cada persona, de modo que debes evaluar a nivel personal los aspectos que te interesa destacar para que sea funcional.

Para más información puedes consultar https://www.occ.com.mx/blog/aprende-hacer-tu-curriculum-paso-paso/

VIDEOCURRÍCULUM

En los últimos años, el Currículum en papel o PDF se ha cambiado por el videocurrículum, aprovechando el mundo digital. Se trata de hacer un video de no más de 2 minutos, presentándote y dando información de ti mismo, tus habilidades y capacidades, para los reclutadores.

Te dejamos algunas ligas para que conozcas más y hagas el propio. Recuerda tenerlo en sitios de difusión de videos (como youtube) y enviar el enlace a las empresas de tu interés:

ME LLAMARON PARA MI PRIMERA ENTREVISTA. ¿AHORA QUÉ HAGO?

TRANQUILO, LOS NERVIOS SON NORMALES.

Sabemos lo difícil que es para ti llegar hasta este punto, pero no te preocupes, confiamos en que hemos formado a un profesional con valor, listo para cualquier situación. Pero para calmar los nervios te compartimos los siguientes tips:

  • Confirma tu asistencia. Esto ayudará a que el reclutador perciba tu interés.
  • Mantén siempre actualizado tu C.V y recuerda llevarlo contigo a la entrevista.
  • Elige tu vestimenta ideal: En algunas empresas el código de vestimenta sigue siendo formal, pero en otras son más flexibles pidiéndoles a sus colaboradores ir "Smart chic", identifica lo que busca tu empresa.
  • Llega puntual: No des una primera mala impresión, lo ideal es llegar 15 minutos antes de la cita.
  • Investiga sobre la empresa: Es importante que sepas a qué se dedica la empresa, cuáles son sus principios, competidores, noticias relevantes y cuáles podrían ser tus funciones. Esto te prepara para las posibles preguntas del reclutador.
  • Mantente tranquilo. Prepara tu entrevista; es importante que conozcas tus capacidades, habilidades y competencias, esto te ayudará a sentirte más relajado.

¿Qué hacer durante la entrevista?

Es tu momento, disfrútalo.

  1. Saluda. Al saludar generas empatía, muestra interés y entusiasmo. Las primeras impresiones siempre cuentan.
  2. Responde de manera clara y concreta: sé honesto y responde lo que te preguntan de la manera más clara posible.
  3. Comunícate de manera profesional: usa lenguaje apropiado sin caer en los excesos.
  4. Evita dar rodeos. Entre más claras sean tus respuestas, mayor seguridad proyectas.
  5. Escucha activa. No te apresures a contestar, analiza la pregunta unos segundos antes de dar una respuesta.
  6. Cuida tu lenguaje corporal. Es importante que mantengas el contacto visual, evita cruzar brazos y/ o piernas para no generar una “barrera” de comunicación.
  7. Pregunta. Expresa las dudas que preparaste o que surgieron al momento de la entrevista, pregunta sobre los siguientes pasos del proceso.
  8. Cierra. Expresa tu agradecimiento e interés.

¿Qué hacer en una entrevista virtual?

Aquí te van algunas recomendaciones:

  1. Cuida tu atención y busca un lugar tranquilo. Evita distraerte con objetos. Encuentra un lugar seguro y libre de ruidos que distraigan a tu reclutador y a ti.
  2. Busca un lugar con iluminación. Es importante que el reclutador pueda verte de la manera más óptima posible.
  3. Recuerda siempre abrir la cámara para que el reclutador pueda observarte, procura hablar viendo a la cámara, fuerte y claro; si utilizas tu celular procura dejarlo estático; aunque siempre es recomendable realizarla en una computadora.
  4. Viste de manera adecuada, el proceso y las recomendaciones son las mismas, sólo que ahora de manera virtual.

TIPOS DE ENTREVISTA

¿LAS ENTREVISTAS SON SIEMPRE IGUALES?

Las entrevistas de trabajo pueden variar; algunas veces son cambios pequeños como el cambio de idioma o de duración, sin embargo, también existen entrevistas con una dinámica diferente a la que conocemos. No te preocupes, aquí te presentamos las más comunes.

ENTREVISTA POR COMPETENCIAS:

El reclutamiento y selección de personal mediante este método se ha vuelto primordial en las empresas cuando tienen claro que el objetivo es atraer con un enfoque determinado: además de tener la formación y experiencia para la posición, necesita contar con las competencias que la empresa particularmente busca en su gente. Éstas se van a revisar durante la entrevista al poner a los candidatos en escenarios diferentes para ver cómo actúan en diversas situaciones específicas y qué actitudes muestran en ellas.

ASSESMENT:

Se basa en acciones pasadas dentro de una empresa en el ámbito laboral o profesional. Es la manera más práctica de que los reclutadores puedan confirmar la toma de decisiones del candidato, habilidades de comunicación, resolución de problemas, liderazgo, experiencia previa e incluso el trabajo de investigación de la compañía. Recuerda que siempre debes ir preparado, anticiparte a las preguntas y realizar un análisis antes del día de tu presentación.

TIPS PARA UNA ENTREVISTA EN INGLÉS

¿Qué hacer en una entrevista de trabajo en otro idioma?

Las entrevistas en inglés son más comunes de lo que te imaginas; tener un buen nivel del mismo, muchas veces será clave para obtener el puesto con el que tanto soñaste. Sabemos que es difícil mantener una charla en otro idioma, por ello te queremos compartir unos tips que te pueden ayudar a calmar los nervios.

TIPS:

  1. Traduce tu currículum a inglés y utiliza esa versión para postularte a la vacante de tu interés.
  2. Indica en tu currículum si tienes algún curso, certificación o examen que avale tu nivel de inglés.
  3. Menciona si cuentas con algún intercambio académico al extranjero, te ayudará a demostrar que has puesto en práctica el idioma.
  4. Small Talk. Sólo contesta lo necesario, de esta forma evitarás tener que traducir mucho vocabulario al momento de la entrevista. Recuerda que es importante proyectar seguridad.

CÓMO VESTIRSE PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

La mayoría de las veces, la vestimenta puede convertirse en el primer examen psicométrico y socioeconómico para obtener un empleo. Dejando de lado toda intención discriminatoria, la información que arroja tu imagen puede dar un perfil sobre ti a los reclutadores.

Al ser la vestimenta un aspecto fundamental de nuestra personalidad es inevitable que forme parte de la comunicación no verbal (junto a los gestos faciales y de manos).

Es muy importante que investigues qué tipo de vestimenta se usa en la empresa que te entrevistará. Puede no ser necesario ir de traje formal, sino vestimenta casual semiformal. Pueden estar seguros que ir con jeans rotos, shorts, minivestidos, ropa muy ajustada, o como para el antro, NO ES LO ADECUADO.

10 consejos sobre cómo vestir en una entrevista de trabajo.
  1. Investiga la cultura de la empresa y su código de vestuario; si tienes la suerte de conocer a alguien que trabaje ahí, pregúntale directamente cómo suelen vestir en la empresa.
  2. Utiliza ropa con la que te sientas có[email protected], no se trata de ir disfrazado de algo que no eres, pero sí de transmitir profesionalidad.
  3. Los colores de las prendas deben ser neutros, nunca muy llamativos. Para los hombres, los colores más adecuados para la camisa son el blanco o el azul, y si lleva traje, el negro o el gris.
  4. Un consejo sobre cómo vestir en una entrevista de trabajo para los hombres es que utilicen camisa en lugar de camiseta. Para las mujeres la variedad es mayor, aunque hay que evitar minifaldas, ropa muy ajustada y se recomienda utilizar manga larga o francesa en lugar de tirantes.
  5. En cuanto a los zapatos, antes de entrar a la entrevista de trabajo comprueba que estén completamente limpios. Es preferible utilizar zapato cerrado que sandalias. Además, si llevas falda o vestido, aunque sea verano debes llevar medias.
  6. Evita llevar demasiadas joyas, unos pendientes y dos anillos como mucho. Si eres hombre y llevas un piercing es preferible quitártelo durante la entrevista de trabajo. También es recomendable tapar los tatuajes.
  7. Las mujeres no deben exagerar con el maquillaje y es mejor no utilizar perfume. También es preferible no llevar las uñas pintadas con colores muy llamativos.
  8. Los hombres deben ir afeitados y bien peinados. Entre los accesorios que están aconsejados se encuentra el reloj y el cinturón.
  9. Asegúrate siempre antes de ir a la entrevista de trabajo de que tu ropa está perfectamente planchada.
  10. Por último, entre los consejos sobre cómo vestir en una entrevista de trabajo no puede faltar una cartera o un bolso no demasiado grande, en el que debe estar el curriculum (sin doblar), recuerda que debes llevar siempre uno que se ajuste a tu perfil y experiencia. Tanto para las mujeres como para los hombres es un buen complemento porque tendrán algo que sujetar con las manos mientras esperan y así no las meterán en los bolsillos.
  11. Al preguntarte cómo vestir para una entrevista de trabajo lo más importante que debes tener en mente es que la ropa vaya con tu personalidad y acorde con la empresa, pero siempre formal y cuidando los detalles.

Consulta más información https://www.primerempleo.com/blogs/blog.asp?id=546

TIPS PARA INTEGRARSE A LA VIDA LABORAL

Analizar el perfil y las expectativas profesionales:

Nadie mejor que tú conoces tus aptitudes y áreas de oportunidad en términos profesionales, si no sería bueno que hicieras un análisis de tus fortalezas y debilidades y con base en ellas, podrás definir si efectivamente te encuentras apto para desempeñar algún cargo determinado. También será de gran utilidad visualizarte en un área que realmente te interese y para la cual creas tener las competencias necesarias.

Planificar la búsqueda laboral:

Es probable que, si ya llevas un tiempo prolongado buscando un trabajo, tu ánimo ya no sea el mismo que al principio, pero tranquilo, no te desanimes, ni te dejes confundir con el sentimiento de desesperanza. Lo mejor para contrarrestar esta sensación es organizarse con seguridad y tranquilidad, pero ¿Cómo hacerlo? Divide tu día, estableciendo horarios y planificar cada jornada. Definir una rutina de búsqueda de trabajo te hará la tarea más simple y más eficaz.

Pies en la tierra:

Al buscar trabajo es normal que vayamos imaginando cómo sería el empleo ideal, el que nos acomodará en un 100% en cuanto a sueldo, beneficios, cercanía de nuestro hogar, etc. Pero lamentablemente lo perfecto no existe, y peor aún, imaginarlo y encasillarse en obtenerlo no aporta en nada a su búsqueda. Debes hacer todo lo contrario; es decir, ampliar el abanico de posibilidades, aceptar por ejemplo otro tipo de cargos y aprender a valorar la experiencia y el aprendizaje, lo que será primordial en el momento de encontrar un empleo definitivo que se adapte realmente a nuestras necesidades, pero esto claramente requiere tiempo, más aún para quienes recién están ingresando al mundo laboral.

Trabajar en tu Currículum:

Un buen currículum dice mucho de la persona, tanto así que puede marcar la diferencia respecto a los otros candidatos. Al preparar dicho documento debes tener presente que éste será un reflejo de lo que tú eres, de lo que sabes y de lo preparado que estás para el cargo específico. Por lo tanto, será necesario no dejar nada al azar y prepararlo detalladamente, cuidando de no pasar por alto ninguno de tus conocimientos y experiencias profesionales, logros tratando que sea en una sola hoja.

Aprovechar todas las alternativas:

Para que la búsqueda de trabajo sea efectiva, se deben utilizar todas las plataformas que existan para ello, principalmente la bolsa de empleo que te ofrece La Universidad La Salle, que hoy cobra cada vez más fuerza, ya que es un nexo entre miles de ofertas laborales y las principales empresas que buscan el mejor candidato para incorporar a sus filas. Además, esta es una herramienta que te permite generar una importante red de contactos, que también son de gran utilidad en esta búsqueda.

Brillar en la entrevista:

Cuando ya has sido llamado por una empresa, no debes dejar de lado ningún detalle, pues la primera impresión que entrega una persona es muy importante, por lo que debe ser una prioridad prepararse para una entrevista laboral. Ir vestido de manera apropiada, no abusar del maquillaje, el perfume o las joyas son algunos tips que debemos tener en cuenta.

Pero no sólo la presentación personal lo es todo en una entrevista, incluso más fundamental que ella es la preparación y la actitud para el tema de la preparación es importante buscar la mayor información posible sobre la empresa, sus competidores, las noticias actuales de la empresa, del cargo revisar cuales son las competencias requeridas para el puesto. Además, es de gran utilidad preparar las preguntas que pudieran aparecer en esta etapa previa para que sean respondidas en esa ocasión, ya que mostrarse interesado en obtener el trabajo será un muy buen indicador para el entrevistador.

Crecimiento profesional:

Finalmente, y más allá de lograr un empleo o no, lo imprescindible en el desarrollo profesional y personal es no dejar de aprender, estudiar y actualizar los conocimientos a través de un diplomado, curso, posgrado, maestría o cualquier especialización es de gran ayuda.

TIPS PARA TU BÚSQUEDA DE EMPLEO EN INTERNET

La búsqueda de empleo a través de Internet es una de las mejores formas de encontrar un trabajo. La mayoría de empresas gestionan sus ofertas de trabajo a través de la red.

Te recomendamos seguir los siguientes pasos para que tu búsqueda sea exitosa:

Empieza por buscar vacantes de acuerdo con tu perfil o tus áreas de interés en la Bolsa de Trabajo de tu Universidad, ya que es la forma más segura de encontrar Trabajo.

Haz búsquedas de empleo en las Bolsas de Trabajo más conocidas y en las páginas de las empresas que te interesaría trabajar. Revisa los perfiles, las competencias requeridas para los puestos y analiza tus fortalezas y debilidades en términos de:

  • Formación
  • Experiencia laboral
  • Habilidades y competencias
  • Conocimientos específicos al puesto del trabajo
  • Motivación

Cuando hayas analizado tu perfil y encontrado uno o varios empleos a los que desees postularte, elabora un buen Currículum y adáptalo a tus áreas de interés. Busca palabras claves y frases en el anuncio y agrégalas a tu Currículum.

Al emplear los términos que aparezcan en el anuncio (tales como proactivo, experto en tal tema, energético, etc.), aumentarás las probabilidades de que tu C.V. pueda captar la atención del reclutador.

Búscate en Google. Antes de postularte, debes tener claro cuál es tu reputación online y que información sobre tu vida privada hay especialmente en las redes sociales. Muchas empresas realizan una búsqueda de sus candidatos en Internet, por lo que cuidar nuestra imagen online a la hora de buscar trabajo debe ser una de tus prioridades. Te recomendamos configurar tu perfil y fotos de redes sociales en forma privada.

Establece presencia en Línea. Cuando hayas eliminado todo el material indeseable de internet, deberás reemplazarlo con el tipo de material que te gustaría que tus empleadores potenciales vean.

Establece un perfil en LinkedIn, ya que actualmente es la herramienta más utilizada de los empleadores para búsqueda de profesionales y publicación de vacantes. Cuando realizas una búsqueda de empleo, LinkedIn te muestra automáticamente si alguien en tu red de contactos trabajan en la empresa que oferta el empleo o te puede poner en contacto con alguien en esa empresa.

LinkedIn te permite diferenciarte por medio de recomendaciones de tu red de contactos y mediante la participación de grupos de interés.

Haz un listado de empresas donde te gustaría trabajar. El siguiente paso una vez construido tu Currículum y haz abierto tu perfil en redes sociales es encontrar aquellas empresas que podrían ofrecerte el trabajo de tus sueños. Para ello vas a:

  1. Averiguar información sobre aquellas empresas que hayan anunciado ofertas de empleo que te pueden interesar.
  2. Conectar con ellos y enviarles una carta presentación con el fin de tener opciones de conseguir una entrevista.

Haz networking. Crea relaciones a través de redes sociales como LinkedIn o en eventos como las Ferias de Empleo que organiza tu Universidad.

Elabora una Carta presentación para la vacante que deseas postularte:
Cuando envías tu currículo vía mail, tienes la oportunidad de presentarte de manera breve al reclutador antes de conocerlo.

Puedes ser un currículum más, o puedes ser el candidato que logró diferenciarse. Al texto que envías junto con tu CV también se le conoce como carta de presentación y sirve para anticiparle al reclutador información relevante sobre ti, tu experiencia y tu interés en el puesto.

Postula o envía tu C.V. a las vacantes de tu interés, a empleos específicos:

Te recomendamos no postularte a muchas vacantes que no van de acuerdo con tu perfil dentro de la misma empresa, ya que hará que te veas como alguien sin enfoque y evitarás terminar en un trabajo que en realidad no cumple con tus expectativas o no te guste.

Responde rápidamente. Si te envían un correo electrónico o te llaman pidiéndote más información o te ofrecen una entrevista, responde lo más rápido posible. Así demostrarás que estás interesado, eres dedicado y oportuno, cualidades muy importantes en todo empleado.

Si te llaman a entrevista debes asistir y ser muy puntual de lo contrario, no sólo quedas mal tú, también todos los alumnos y egresados de La Salle, porque el empleador podría generalizar.

COMPETENCIAS Y HABILIDADES REQUERIDAS EN EL MERCADO LABORAL

Estamos en medio de una revolución de habilidades y competencias. La tecnología (digitalización y automatización) está transformando a las organizaciones mientras las necesidades de habilidades y competencias van cambiando rápidamente y las compañías no pueden encontrar el talento que necesitan. Es por esto que, para poder ingresar al mercado laboral, las compañías hacen varias pruebas, como lo son: las entrevistas, los assessment y ciertos exámenes para poder medir tus habilidades, conocimientos y competencias.

Las personas con las habilidades, conocimientos y competencias requeridas que sean capaces de aprender día a día y adaptarse continuamente a los cambios son quienes lograrán un desarrollo laboral significativo y aquellos con habilidades y conocimientos comunes percibirán salarios estancados e inseguridad en su futuro laboral.

El mundo laboral en la actualidad exige mucho más que formación universitaria. Se acabaron los tiempos en que el asistir a una universidad muy acreditada era una garantía para conquistar un buen empleo o una buena posición profesional. Hoy se necesita mucho más: experiencia, idiomas y otras competencias.

¿Qué es una competencia?

Son un conjunto de recursos cognitivos que habilitan a alguien para solucionar con eficacia y pertinencia diversas situaciones y problemas. Las competencias presuponen, por lo tanto, conocimientos, operaciones mentales, capacidades para usar diversas habilidades y empleo de actitudes adecuadas a la realización de tareas. Las competencias están compuestas de tres factores: conocimientos, habilidades y actitudes.

Las competencias más exigidas en el mercado laboral son las siguientes:

Adaptabilidad. Es la capacidad de adaptarse a los cambios, a diferentes situaciones y realidades, a nuevas actividades y proyectos.

Creatividad e Innovación. Es la capacidad de crear, es el proceso a través del cual las ideas son generadas, desarrolladas y transformadas en valores, es hacer surgir algo que no existía antes. No debe ser algo obvio ni fácil, sino exclusivo y raro, algo nuevo, que añade valor, que es sorprendente e inesperado. El proceso implica el descubrir maneras nuevas y efectivas de lidiar con el mundo, de resolver problemas y ampliar el círculo de influencias. La creatividad se manifiesta por la capacidad de innovar (que es la fase siguiente de la creatividad, la puesta en práctica de las ideas) y de resolver situaciones inesperadas, así como por la capacidad de decidir de forma autónoma. Los empleadores buscan así profesionales que tengan siempre ideas nuevas y originales. Pero, para ser creativo es necesario exponerse, presentar ideas y opiniones, y permitir arriesgarse, sin miedo de errar.

Iniciativa.Es tomar la delantera para la resolución de problemas y para la realización de tareas fáciles o difíciles. Los empleadores buscan profesionales que respondan de forma ágil y rápida a las demandas cotidianas. Por lo tanto, es necesario correr riesgos, no temer a los obstáculos, seguir adelante con confianza en tus ideas y decisiones.

Facilidad de Comunicación.Es necesario saber exponer de forma clara las ideas y opiniones, lo que requiere ser capaz de observar los hechos y situaciones y escuchar a los otros. La comunicación puede ser hecha de varias maneras: de forma verbal, escrita y no verbal. A veces tenemos facilidad en comunicar por medio de una de estas formas, pero necesitamos desarrollar también las otras. En ocasiones decimos algo de forma verbal, pero nuestra mirada o nuestra sonrisa puede estar significando lo opuesto. La comunicación no verbal debe ser cuidada, pues ella habla fuerte y no siempre podemos controlarla.

Facilidad para las relaciones interpersonales.Aunque la facilitación de las relaciones interpersonales está conectada a la facilidad de comunicación, éstos son dos conceptos distintos. Relacionarse fácilmente con los otros exige ser empático, aceptarse a sí mismo y a los demás con las cualidades y defectos de cada uno, estar disponible para el otro. En la sociedad actual las relaciones son cada vez más breves, superficiales, temporales e incluso virtuales. En el mundo del trabajo se habla hoy de la importancia del “Network”, o sea de la red de contactos, pues ella con frecuencia facilita, desde nuevas oportunidades profesionales, hasta el intercambio de información, la realización de negociaciones y asociaciones.

Capacidad de solucionar problemas. La resolución de problemas es parte de la rutina cotidiana de trabajo en todas las actividades laborales; lo que cambia es el tipo y dimensión de los mismos. Hay dificultades muy simples y otras que requieren mayor empeño y persistencia para que sean zanjadas. Para solucionar un problema es necesario analizarlo desde diferentes ángulos, investigar posibles formas de resolverlo, evaluar alternativas previendo las consecuencias y tomar una decisión asumiendo los riesgos.

Capacidad de solucionar problemas.La resolución de problemas es parte de la rutina cotidiana de trabajo en todas las actividades laborales; lo que cambia es el tipo y dimensión de los mismos. Hay dificultades muy simples y otras que requieren mayor empeño y persistencia para que sean zanjadas. Para solucionar un problema es necesario analizarlo desde diferentes ángulos, investigar posibles formas de resolverlo, evaluar alternativas previendo las consecuencias y tomar una decisión asumiendo los riesgos.

Capacidad para trabajar en equipo.Ya no podemos trabajar solos; vivimos en un mundo globalizado que exige que la tarea se realice en equipos, muchas veces compuestos por personas que están a millares de kilómetros de distancia. No es fácil trabajar en conjunto, pues eso requiere exponer ideas y saber escuchar a los demás; aceptar sugerencias, respetar las diferentes opiniones, colaborar, construir juntos, aceptar los limites propios y de los otros miembros del equipo; conocer el lenguaje de los demás profesionales y estar disponible para el otro.

Liderazgo.Capacidad de influenciar el jefe, los subordinados y los pares. Se sabe que no es la posición la que hace el líder, sino el líder el que hace la posición. Un buen líder escucha las ideas de los otros, inspira confianza en los colegas de equipo, respeta a los demás, es suficientemente seguro para defender sus ideas y las de sus subordinados, es capaz de atraer voluntarios para sus iniciativas y proyectos, ejerce influencia sobre los otros y cautiva la atención de ellos, coordina y organiza proyectos. No importa el tamaño del equipo de trabajo, éste siempre necesitará de un líder y en función de la situación el líder puede cambiar, lo que conocemos como liderazgo situacional. El mercado de trabajo busca hoy personas que puedan, en algún momento o actividad profesional, asumir el papel de líder y conquistar así seguidores.

Espíritu emprendedor.Esta competencia no es solamente necesaria para quien quiere tener su propio negocio sino para cualquier profesional. Es muy importante saber mostrar su conocimiento, saber vender su producto o proyecto, tratar el negocio como si fuera suyo, buscar nuevas oportunidades, ser perseverante y comprometido, correr riesgos, planear y establecer metas, hacer su propio marketing. En el mundo laboral, tener un espíritu emprendedor abre muchas puertas. Ya no se puede esperar a que alguien nos ofrezca una oportunidad de empleo o de negocio, hay que ir al campo para buscarla.

Dominio de nuevas tecnologías de comunicación e información.En la actualidad es fundamental conocer y saber manejar las nuevas tecnologías de comunicación e información. Internet ha cambiado las relaciones y lugares de trabajo. Hoy se trabaja en cualquier lugar, ya no se necesita estar en la empresa o escritorio. Las relaciones interpersonales fueron facilitadas y ampliadas con las redes sociales. La información se difunde en una velocidad increíble. Los blogs permiten el cambio de informaciones, ideas y opiniones sobre temas variados. Hoy en día quién no está conectado, ni acompaña el mundo tecnológico se queda en desventaja en el mercado de trabajo.

Pensamiento crítico.Consiste en la capacidad de interpretar, analizar, evaluar, hacer inferencias, explicar y clarificar significados. Está basado en el razonamiento lógico, la capacidad de trabajar con conceptos, la conciencia de las perspectivas y puntos de vista propios y ajenos, y el pensamiento sistémico. Requiere un desarrollo progresivo del conocimiento sobre el propio pensamiento y de las estrategias efectivas para pensar. Tener un pensamiento crítico implica que seamos objetivos al momento de analizar. La evaluación de la realidad por medio del pensamiento crítico se puede realizar por diversos métodos como observación, experiencia, etcétera.

Inteligencia Emocional.Es la capacidad de saber manejar nuestras emociones, comprender los sentimientos más profundos de nuestros semejantes, manejar amablemente nuestras relaciones interpersonales, interviene en la toma de decisiones favorables. De esta manera, la influencia que tiene la Inteligencia Emocional en el trabajo sobre la capacidad del líder dentro del entorno profesional se hace evidente y se vuelve, de manera indiscutible, el factor determinante para el éxito del ejecutivo, muy por encima de otros tipos de inteligencia. Esto principalmente por el hecho de poder interactuar de manera apropiada e inteligente con los miembros de un equipo de trabajo y con sus jefes o directores.

La Inteligencia Emocional en el trabajo juega un rol determinante en todos los niveles de la cadena de mando. Si se toman en cuenta las fases diseñadas para comprender el complejo concepto de este tipo de inteligencia, fácilmente se puede asociar con el Liderazgo dentro de las empresas, donde es indispensable una interacción social eficiente para lograr el máximo desempeño de un equipo.

Flexibilidad CognitivaEs la capacidad mental para cambiar de pensamiento alrededor de dos conceptos diferentes y pensar en múltiples conceptos simultáneamente. Es la capacidad de reestructurar espontáneamente el propio conocimiento de formas variadas, para dar una respuesta adaptada a las exigencias que plantean situaciones cambiantes.

Las competencias pueden ser adquiridas y desarrolladas en los diversos contextos y momentos de la vida, pero, hay que tener la disposición personal y las condiciones favorables para desarrollarlas. No solamente buscar cursos de capacitación, sobre todo se trata de tratar de implementarlas en la vida diaria, en las actividades cotidianas.